4 Razones por las que NO estas Quemando Grasa

PUBLICIDAD

Si te encuentras estancada en tu búsqueda de quemar grasa y perder peso, hay varios errores que es posible que estés cometiendo que al corregirlos te harán tener una importante ventaja y conseguir esos resultados que tanto buscas.

El proceso de quemar grasa mientras se mantiene la mayor cantidad de musculo posible no es simple ni facil de conseguir, requiere paciencia, dedicación, constancia y trabajo duro.

Es posible que vayas al gimnasio regularmente, hagas dieta religiosamente, evites las tentaciones y cuando llegas a la balanza no ves resultados, es por eso que repetimos una vez más que la paciencia es de suma importancia.
fat

En este artículo ponemos nuestro amplia experiencia en la nutrición para ayudarte a lograr tus objetivos de transformación física, mostrándote los 4 errores más comunes y dañinos que se cometen y obviamente como corregirlos de inmediato:

1.- El cardio que haces no está dirigido específicamente a quemar grasa

¿Más es mejor? Si 20 minutos de cardio son buenos, 40 son mejores, ni hablar 60 ¿no?

Si en realidad funcionase de esa forma todo seria mas facil y todas las personas que ves por horas en las máquinas de cardio estarían marcadas y esbeltas. En el caso del cardio, mas no siempre es mejor, de hecho, puede incluso ser un desperdicio o hasta contraproducente, ya que muchas veces se termina comprometiendo la masa muscular sin lograr quemar las reservas de grasa para obtener energía. Lo correcto es recortar las sesiones de cardio en tiempo, logrando un aumento gradual de la intensidad a niveles máximos.

La mejor forma de bajar de peso y quemar grasa corporal, además de la mas rapida y eficiente, son los entrenamientos de intervalos de alta intensidad, también conocidos como HIIT.

El HIIT alterna períodos de alta intensidad y baja intensidad en un patrón de repetición, asi por ejemplo se hacen 15 segundos corriendo a un 70-80% de intensidad seguido de otros 15 segundos de caminata o trote tranquilo. Lo importante es mantener niveles iguales de intensidad y descanso, es decir 15/15, 30/30, 45/45 y 60/60, aumentando la cantidad de tiempo a medida que vas progresando. Si es tu primera vez haciendo HIIT, también puedes considerar comenzar por 15 segundos de trabajo y 45 segundos de descanso, lo cual lo hará obviamente más fácil.

Estos periodos alternados de alta intensidad trabajan tanto las fibras musculares de tipo I como las de tipo II, por lo que no solo mejoran el acondicionamiento aeróbico, sino tambien la fuerza muscular y poder.

Para hacer HIIT correctamente, vas a tener que encarar tu sesiones de cardio tal como encaras tus sesiones de peso más exigente, es decir sin ver la televisión y sin charlar, con total concentración.

Programas de HIIT

Basico: 

Frecuencia: 2-3 veces por semana
Calentamiento: 5 minutos
Tiempo: 5-9 sets, 5-12 minutos
Intervalos: 15/45 segundos

Intermedio:

Frecuencia: 2-4 veces por semana
Calentamiento: 5 minutos
Tiempo: 10-12 sets, 10-18 minutos
Intervalos: 30/60 segundos

Avanzado:

Frecuencia: 3-4 veces por semana
Calentamiento: 5 minutos
Tiempo: 15-25 sets, 12-18 minutos
Intervalos: 30/15 segundos

Este es solo el primer error de los 4 que estas cometiendo, el siguiente es:

2.- Tu alimentacion esta fuera de proporción

Ya con HIIT en tu repertorio, diste un gran salto adelante en tus esfuerzos por conseguir quemar esa grasa de más, pero no es ni la mitad de los errores que estás cometiendo. El ejercicio tiene un pequeño impacto en la pérdida de grasa en comparación con los cambios en la dieta, los cuales tienen un efecto mucho más importante. Y el error más común es comer porciones de un tamaño fuera de control.

La culpa es normalmente de los restaurantes o miembros de su familia que aunque con buena intención, llenan los platos de comida, quitándonos la habilidad de calcular cual es una porción adecuada.

Es posible que creas que estás comiendo una porción normal, cuando en realidad es 3 o 4 veces más grande de lo que debería ser. Esta es la parte más importante de la pérdida de peso y en la cual probablemente menos conciencia se tenga, ya que la mayoría se centra en cosas como macronutrientes y tipos de alimentos, que por supuesto también influyen, pero si el consumo de calorías es excesivo, las relaciones no harán mucha diferencia.

La solución, por suerte, es simple y temporal también, se pueden utilizar tazas y cucharas para medir las porciones, teniendo en cuenta lo que dice en las etiquetas de cada comida. En el transcurso de unas pocas semanas, comenzarás a tener una idea real de lo que es una porción adecuada.

3.- No estas teniendo en cuenta los macronutrientes

Una vez que ya tienes el control de porciones controlado, puedas empezar a experimentar con las proporciones de macronutrientes. Se recomienda que el 15-20 por ciento de las calorías totales provengan de grasas, sobre todo la variedad insaturada saludable que se encuentra en alimentos como las nueces, el pescado y los aguacates. El resto vendrá de proteínas y carbohidratos.

¿Cuánto de cada uno? Bueno, eso depende de vos, todo se reduce a tu estilo de vida, por ejemplo, si estás haciendo HIIT con regularidad, no serás capaz de completarlo si no comes suficientes carbohidratos.

Se sugiere una proporción de 2 a 1 de carbohidratos con respecto a proteinas para quienes realizan un programa de HIIT y se recomienda los carbohidratos de digestión lenta como arroz integral, verduras de hoja verde y avena.

La única excepción, donde se prefieren carbohidratos de rápida digestión, está dentro de la ventana de pre-entrenamiento de 30 minutos. Lo cual puede incluir cualquier cosa, desde una Gatorade a una bebida de dextrosa o maltodextrina, que podrían incluirse en un suplemento de pre-entrenamiento.

4.- No estás aprovechando los avances cientificos

Si bien los suplementos nutricionales no hacen magia y es importante mantener expectativas realistas  al utilizarlos, un suplemento bien diseñado, te dará una ventaja extra para impulsar tus resultados.

Cuando se trata de elegir un suplemento de pérdida de grasa, busca ingredientes respaldados por investigaciones como el extracto de té verde, la cafeína y yohimbina, todo lo cual se ha demostrado que aumenta el gasto de energía y acelera la pérdida de grasa. El té verde es un extracto que tiene un impacto en el gasto calórico, mientras que la cafeína mejora la energía y el estado de alerta.

Los extractos de plantas naturales, como Sphaeranthus indicus y Garcinia mangostana, también puede ayudar a impulsar sus esfuerzos de pérdida de grasa. En un estudio aleatorizado, controlado con placebo, los sujetos que tomaron 400 miligramos de Meratrim (un ingrediente compuesto por Sphaeranthus y Garcinia) dos veces al día (para un total de 800 miligramos) mostraron una pérdida significativa de peso en tan sólo dos semanas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Deja un comentario